El líder y su visión

Posted on by in Blog

Lo importante primero

Este es un tema complejo. En una Iglesia hay muchas cosas importantes; de igual forma en un líder. Quizá una de las cosas mas importantes de un líder es su visión. Mi pastor tenía un dicho… “El pastor es la clave o el clavo”. Proverbios 23:7 dice “El hombre cual es su pensamiento, tal es el”. Entonces una de las primeras cosas que debemos estar constantemente corrigiendo es lo que pensamos. Hay cuestiones que son categóricas en cuanto a mis valores y creencias de acuerdo a los principios bíblicos pero hay muchas otras que veo como Dios ha estado corrigiendo poniendo en mi su “estándar” con respecto a los asuntos que Él quiere impulsar.

Una vez que Dios puso en mi corazón que él quería una Iglesia conforme a su corazón y después de estar un año predicando y enseñando sobre esto, Dios puso un nuevo concepto en mi corazón.

Proceso

Hasta ese punto no sabía que proceso viene de una palabra del latín compuesta de pro (para adelante) y care (caer o caminar) lo que significa que proceso es avanzar o marchar hacia adelante. Es justamente lo que Dios tiene y quiere para cada persona. Él tiene un plan, una serie de pasos que realizados en cierto orden lo llevan desde un punto, hasta un destino allá adelante. En resumen proceso podríamos decir que es la acción de ir hacia adelante en una serie de pasos o etapas.

Cuando entendí esto comprendí porque es que no estábamos avanzando como Iglesia. ¡No teníamos un plan! simplemente esperábamos que las cosas pasaran solas. Es muy distinto salir a dar un paseo que hacer un viaje. En un paseo cualquier lugar y ritmo sirve pero en un viaje hay un destino al que queremos llegar para cierto tiempo en concreto. Si la Iglesia no esta en un viaje entonces solo esta saliendo de paseo creyendo que cualquier lugar o actividad  sirve.

Desde donde estas

Simple. Dios quiere usarnos como Iglesia para proveer las condiciones para que una persona pueda ir desde donde está hasta donde Dios diseño y preparo para ella. Que fácil fue cuando lo comenzamos a ver así.
El desafío ahora era descubrir cual eran esos pasos. Si había un primer paso, entonces cual era el segundo. Para entender esto requería hacer amigos y aprender de lo que Dios estaba también poniendo en otros.

Conectando la visión

Es tremendo cuando Dios pone una visión en un hombre que se complementa y alcanza una mayor dimensión al ser conectada con la visión de otro que esta en el cuerpo. Uno de los ejemplos bíblicos mas claros que me mostraron esto fue cuando Saulo cayo de su caballo después de tener un encuentro con Cristo y quedo ciego. Dios puso en su corazón un siguiente paso; entrar en una ciudad para que alguien orara por el y recibir un siguiente paso. Hasta allí esa era su visión y misión, comenzaba una nueva etapa para su vida, habían muchas otras cosas que descubrir y aprender. Pero mientras Dios estaba trabajando con el corazón de Pablo también estaba trabajando con el corazón de Ananías. La instrucción era ir a encontrarse con este Saulo que perseguía a la Iglesia, para orar por el para que recobrara la vista. Conocemos la historia; Ananias tenía temor de dar un paso así por los antecedentes que tenía de este hombre, pero no fue hasta que Ananías salió al encuentro de Pablo que la visión de Pablo más la visión de Ananías se conectaron para que ambos comprendieran todo lo que Dios tenía para ellos y hacer algo nuevo que cambiaría el futuro de la Iglesia.

Lo mismo ocurre en el capitulo 10 y 11 de Hechos cuando Dios se le revela a un hombre quien era un militar romano llamado cornelio y a Pedro. Cuando se reúnen los dos, ambos tienen una visión sobre lo que Dios haría con la Iglesia a partir de ese momento.

Tenía una parte de la visión pero necesitaba conectarla con otro que también estuviera en lo mismo. Fue así como descubrí la Iglesia Church of the Highlands del pastor Chris Hodges. La verdad es que me encanta aprender y hacer preguntas. Creo que uno puede aprender de todas las personas algo si sabe hacer las preguntas correctas. Es un riesgo cuando como lideres vamos solos sin hacer conexiones que nos alienten a crecer. Fue así como una cosa llevo a la otra y entendí que lo que Dios quería hacer en nuestra Iglesia ya lo estaba haciendo en muchos otros lugares y en algunos de ellos llevaban kilómetros de distancia a como iba yo.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deje un comentario